Tecnicas de cultivo

 

Las tecnicas para el cultivo del bonsai son para cada expecie cada lugar diferentes pero solo en el tiempo de ponerlas en practica pues como todos sabemos no es lo mismo cultivar en Madrid que en Mallorca pero nosotros queremos ir algo mas lejos no es lo mismo cultivar en mi casa que en la suya por lo que debemos adaptar las tecnicas a nuestro ambiente.
Para un buen cultivo debemos conocer las tierras, las enfermedades, Las Podas, el Pinzado, el Alambrado saber trasplantar, etc...
Nosotros no pretendemos ser maestros solo en esta Web queremos aportar lo que hemos aprendido sobre el cultivo del bonsai, esperando que sirva para todos aquellos que quieran aprender a cultivar bonsai.
Estamos abiertos a que se nos corrija si tenemos algun error pues somos aficionados y no profesionales, por si quereis correjir algo ya sabeis madar un correo a info@associacio-bonsai-llevant.org ya que es el el responsable de esta web y su contenido

Tierras para el cultivo de bonsai

 

TIERRAS

Es mucho lo ya escrito sobre tierras para bonsai y la conveniencia de usar uno u otro o en qué proporciones. Como se suele decir cada "maestrillo con su librillo" lo que para ti esta bien, puede que para mi no tanto, y es difícil establecer una norma con la que todos estén conformes. Esto se debe a que hay una serie de factores que influyen poderosamente sobre los resultados que se puedan obtener con el uso de un tipo u otro de sustrato.
Uno de ellos es la climatología de nuestra zona donde cultivaremos nuestros bonsai. Factores como humedad ambiental el volumen y periodicidad de las precipitaciones y la temperatura, condicionan el tipo de mezcla de tierras que vayamos a emplear y también su granulometría. Por ejemplo, si vivimos en una zona con lluvias frecuentes, tendremos que modificar la mezcla Standard, aumentando el porcentaje de material drenante (arena, Kiryu), además de usar partículas más gruesas.
Pero no el clima el único factor influyente. El riego y abonado están íntimamente relacionados con los resultados que se puedan obtener con un tipo de tierra u otro.
Dado que el bonsai es una actividad muy reciente en occidente y, por tanto poco extendida, los aficionados tenían que usar las tierras que tenían a mano y hacer sus mezclas de manera intuitiva, pues hasta hace unos pocos años no se comenzaron a importar los substratos japoneses. Estos son de reconocida eficacia u reúnen todas las características necesarias para el cultivo correcto. Las tierras base son:
Akadama
Es una arcilla de color rojizo, cuyo origen es volcánico. Es la tierra base para el cultivo de bonsai y se suele mezclar con Kiryu. Por su origen volcánico esta libre de materia orgánica lo que ayuda a reducir el riesgo de pudrición de raíces. Otra de sus principales características es la excelente capacidad de oxigenación y el buen equilibrio entre capacidad de retención de agua y capacidad de drenaje.

Kiryu-zuma
Esta tierra se extrae de los alrededores de la ciudad que le da el nombre, kiryu, en la prefectura de Gunma. Cuando esta húmeda es de color casi dorado. Es una mezcla de arena y greda volcánica. Al igual que la akadama es inerte, y su principal interés para el cultivo de bonsai es su gran capacidad de drenaje, por lo que se añade a las mezclas para aligerarlas y mejorar su oxigenación. Otra importante característica de esta tierra es su resistencia a la erosión que hace mantener de forma adecuada su estructura.

Existen otros tipos de tierra de características similares como fujizuma o tenjingawa-zuma pero son difíciles de conseguir fuera de Japón
Kanuma
Se extrae de los alrededores de la ciudad del mismo nombre y su color es amarillo. Su ph es ácido por lo que se usa para plantas acidó filas. Especies como la azalea crecen muy bien en esta tierra, cuando se usa estado puro. Al igual que la mayoría de las tierras japonesas, es de origen volcánico y comparte con ellas las mismas características en cuanto estructura. La kanuma tiene además la ventaja de su reducido peso.

Mezcla Standard
La mezcla Standard está compuesta por akadama y kiryu. El porcentaje de cada una de ellas que se ha de emplear depende de si estamos trabajando con árboles de hoja caduca o conífera.


Para coníferas, la proporción es de 6-7 partes de akadama, para 3-4 de kiryu.
Para árboles de hoja caduca la proporción es de 9 partes de akadama para 1 de kiryu.
Granulometría
No solamente es importante la composición, sino también la estructura o el tamaño de las partículas que forman el suelo. Esto también está estandarizado y los tamaños normales suelen ser los siguientes:

Goro-tsuchi (drenaje): partículas de 6 a 10mm.
Ue-tsuchi (suelo): patículas de 1 a 7 mm.
Kesyo-tsuchi (capa de decoración): de1 a 3mm.
Otras observaciones
La mezcla Standard, lógicamente se puede modificar a criterio del cultivador, teniendo en cuenta la especie y climatología de su zona.

También hay que saber que con el uso de estas tierras se obtengan los resultados óptimos, tal vez sea preciso hacer algunas modificaciones en nuestro sistema de cultivo.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que estas tierras son inertes y no tienen en composición materia orgánica. Como los árboles no pueden desarrollarse correctamente con sólo agua, tendremos que aportar los nutrientes y materia orgánica necesaria con el abono. Cuando trabajamos con estas tierras, no todos los abonos son válidos, pues necesitamos uno que sea de origen orgánico.
Otro de los puntos clave para el cultivo con estas tierras es el riego. Al estar tan sueltas, retienen la cantidad justa de agua, lo que nos asegura una correcta oxigenación y reduce al máximo el riesgo de pudriciones. Pero tienen el inconveniente de que habrá que regarlas con más frecuencia de riego puede llegar incluso a las 3 veces diarias en verano, en árboles situados a pleno sol.
Este riego tan frecuente puede ser bueno o malo, dependiendo del tipo de abono que estemos empleando. Si utilizamos un abono líquido Standard, de los que se emplean para plantas de interior o maceta desaparecerá pronto del suelo, pues se suele aplicar una vez al mes y, con los abundantes riegos, se lava en pocos días.
En cambio si utilizamos abono orgánico de liberación lenta del que viene presentado en pequeños cilindros o bolas, y lo colocamos sobre la superficie de la maceta, el efecto es el contrario, pues con cada riego libera una pequeña cantidad de abono que el árbol puede asimilar fácilmente.
Así cuando más se seca mas regamos, mas abonamos por lo que el árbol crece más sano.
En resumidas cuentas si cultivamos con akadama y kiryu también tendremos que utilizar el abono de bolas o cilindros de liberación lenta. Este es sin duda el método de cultivo ideal, pero tiene el inconveniente que nos obliga a estar muy pendientes del riego en los meses de mas calor del año.

Contacto:

Associacio Bonsai Llevant
Avda. Constitución 5
07550 Son Servera

bonsaillevant@bonsaillevant.org

 

Teléfono: 606845572

¿Quiere hacerse socio?

Si quiere unirse a nuestra asociación, utilice nuestro formulario de contacto para recibir información o descargue nuestro formulario de inscripción. ¡Le esperamos!

Noticias

Aqui puedes encontrar nuestros evento que llevaremos acabo y los eventos que nos enteremos siempre de bonsai

Nueva presencia en Internet

Ahora también puede informarse sobre todo lo relativo a nuestra asociación a través de Internet.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Associacio Bonsai Llevant

Página web creada con 1&1 Mi Web.